fbpx

1000 días de mentiras y promesas de cartón

PUBLICACIÓN PEDIDA

Ante las constantes difamaciones y la falta de proyectos por parte del poder ejecutivo municipal, compartimos cuales fueron las políticas llevadas a cabo en materia del cuidado del medio ambiente durante la gestión del gobierno justicialista.

Con el objetivo de cuidar el medio ambiente y mejorar la calidad de vida de la población, desde el año 2004, el municipio de Chivilcoy trabajó en el diseño y la implementación de acciones planificadas para otorgar sustentabilidad al sistema de Gestión Integral de Residuos Urbanos.

Hasta el año 2003 la ciudad de Chivilcoy se vio perjudicada con la existencia de un basural a cielo abierto ubicado sobre la Avenida Mitre prolongación. Allí se arrojaba, sin control, todo tipo de residuos eludiendo la magnitud del daño ambiental que se generaba, las consecuencias y los riesgos que ello representaba para la salud de todos los vecinos. Durante años, el basural fue un peligroso foco de contaminación del suelo, del aire y del agua con la presencia de animales transmisores de enfermedades y los efectos adversos derivados de los frecuentes incendios.

Desde principios del año 2004, el municipio trabajó intensamente durante años en la clausura del basural donde se construyó en el año 2009 una pista de ciclismo. En 5 años el basural a cielo abierto se convirtió en un espacio recreativo para la práctica deportiva y de esparcimiento familiar al aire libre.

Paralelamente, se construyó el predio de disposición final y separación de residuos en un terreno municipal de 6 hectáreas ubicado en la sección tercera de quintas. Allí comenzó a funcionar una celda de disposición final y se puso en marcha una cinta transportadora. Además, el municipio organizó una cooperativa de trabajo con los cartoneros quienes separaban y reciclaban los residuos en la nueva planta.

Desde el 1 de diciembre del año 2011, la municipalidad de Chivilcoy implementó el programa “Ir de compras con bolsa propia” con el objetivo de eliminar la utilización de las bolsas tipo “camiseta” que entregaban supermercados y comercios, y que luego eran utilizadas para sacar la basura domiciliaria. Con este programa se impulsó la reducción de bolsas de plástico que generan un alto impacto ambiental, y se las reemplazó por bolsas reutilizables y reciclables.

Por otro lado, se modificó el viejo sistema de recolección de residuos domiciliarios con la puesta en marcha del Plan Contenedores, que de forma gradual se está implementando en toda la ciudad.

Con el nuevo sistema de recolección por contenedores se evitan las roturas de las bolsas con la consecuente exposición de los residuos en las calles de la ciudad, los malos olores, y focos de contaminación. Además, agilizó las tareas de recolección, y evitó el contacto directo del personal municipal con la basura como medida sanitaria importante para los trabajadores. Los contenedores eran debidamente lavados por un equipo especial, lo que no ocurre en la actualidad

Para la primera etapa, la comuna adquirió 200 contenedores que, fueron instalados en el barrio de la Plaza Colón.

A través de un convenio firmado con Provincia Leasing se adquirieron cinco camiones recolectores, uno de los cuales era utilizado como compactador de basura. En junio de 2012, el municipio recibió de parte del gobierno nacional, un aporte de más de 4 millones de pesos destinados a la implementación de nuevas etapas del Plan Basura 0. Estos fondos fueron invertidos en la compra de más de 1300 contenedores de basura que fueron colocados en todos los barrios pavimentados de la ciudad entre septiembre de 2012 y marzo de 2013, la adquisición de nuevos camiones para la recolección domiciliaria, nuevas cintas de separación final, material para el armado de la segunda celda de disposición final y cursos de capacitación para el personal.

Entre los años 2004-2013 el municipio invirtió un total de $ 19.000.000 en la implementación de programas y acciones destinadas a políticas para mejorar el medio ambiente y la calidad de vida de todas las familias chivilcoyanas.

En octubre de 2013 fue inaugurada la segunda línea de reciclado y se puso en marcha la nueva máquina compactadora-encapsuladora de residuos que permitió compactar hasta 7 toneladas de residuos no reciclables en cada cartucho los cuales permanecen herméticamente cerrados por el término de 2 años. Cumplido ese plazo, los restos son compostados cerrando definitivamente así el circuito de la basura en la ciudad.

Se sentaron las bases para iniciar el programa de Separación en Origen que es un elemento fundamental en la Gestión de Residuos Sólidos Urbanos, ya que eso permitiría optimizar la recuperación de los materiales, mejorar la calidad y cantidad del material reciclable recolectado y proporcionaría mejores condiciones de trabajo a quienes realizan la posterior clasificación. Este programa implicó un importante cambio cultural y promovió el compromiso y la responsabilidad de todos los vecinos con el cuidado del medio ambiente.

Esta es la verdad. Esta es la realidad demostrada con hechos. Esta trascendental obra, que, entre otras, convirtió a Chivilcoy en una ciudad de vanguardia en la zona, lamentablemente hoy por falta de gestión no está funcionando y se encuentra en absoluto estado de abandono, convertida en un “basural a cielo abierto” como el que se clausuró, con las graves consecuencias sanitarias para los vecinos de nuestra ciudad que tal situación trae aparejadas.

Esta es la verdad y no las manifestaciones del Intendente Municipal, quien en forma permanente sólo construye afirmaciones falsas, que distorsionan la realidad de la gestión que transformó a la ciudad de Chivilcoy, quien acude con soberbia a comentarios descalificadores de la oposición, con el único fin de pretender deslegitimar sus acciones y expresiones y lo que es más grave aún, con el fin de desprestigiar irresponsablemente a las personas que la integran.

Creemos que después de tres años, las promesas deberían concretarse. Creemos que después de tres años ya es hora de hacerse responsable de la falta de gestión y no andar buscando culpables. Creemos que no hay nada que festejar a 1000 días de gestión con la situación económica y social que estamos padeciendo, producto de políticas económicas erradas que castigan los magros ingresos de gran parte de los argentinos. Creemos que no hay nada que festejar a 1000 días de gestión y mucho menos malgastando dinero que se podría haber empleado, por ejemplo, en dotar de insumos al hospital municipal. Creemos que no es momento de lanzar tempranas campañas políticas. Si cada promesa es un hecho, entonces Sr. Intendente demuéstrelo.

Partido Justicialista de Chivilcoy
Bloque de Concejales “PJ Cumplir”