[COMUNICADO] CICOP rechaza cualquier tipo de violencia ejercida contra cualquier persona

PUBLICACIÓN PEDIDA

Ante los hechos ocurridos en la sesión del HCD del día 23 de agosto, las y los trabajadores de la salud agremiados repudia el hecho de violencia propiciado hacia la concejala del bloque de 1pais.

Pero también repudiamos la maliciosa actitud del Intendente Municipal Guillermo Britos de asociar ese hecho a organizaciones gremiales y o partidarias. Ya que ningún integrante de nuestro sindicato lo ha motivado, ni lo ha hecho en otro acto de violencia.

Denunciamos públicamente la violencia ejercida por el intendente y los concejales de su partido, que simbólicamente, verbalmente y desde el abuso de poder la provocan constantemente con sus actos, sus dichos y sus actitudes; desde sus bancas y desde sus roles como autoridades municipales.

Las y los trabajadores de la salud hemos siempre buscado los canales institucionales de diálogo, para canalizar nuestras demandas y las de la comunidad en el acceso a una salud de calidad.

La restricción al acceso público y gratuito a la salud es una de las formas de violencia que denunciamos. A través de la decisión de la administradora del Hospital Municipal de autorizar o no la realización de un estudio de salud ordenado por una/o médica/o, a partir de una evaluación del nivel de pobreza o indigencia de la/el paciente. El AJUSTE agrava las condiciones de higiene, que generan un aumento de los casos de infección de pacientes operados, por situaciones tan simples como la limitación en la disponibilidad de barbijos y papeles de higiene de manos en el quirófano.

Otra forma de violencia ejercida por el ejecutivo municipal se ha manifestado en la última reunión con las y los trabajadores de la salud. En ella se comprometió a pagar un aumento de sueldo del 10% que debía desde junio, para el día 20 de agosto. Mintió ante la comunidad a través de los medios de comunicación y faltó a la palabra con los trabajadores porque hasta el día de hoy no han recibido el pago.

En la misma no reconoce el trabajo de las y los profesionales de la salud que cubren gran parte del sistema de Salud de la ciudad, trabajando fuertemente en la prevención y promoción desde un lugar de cuidado de la comunidad, porque aún se encuentran en un programa nacional de becas, que desaparece en el 2020. Si el ejecutivo no absorbe para tal fecha la totalidad de les profesionales de Atención Primaria de la Salud que se encuentran en esta situación, el sector queda desprovisto, por lo que atenta con la salud de gran parte de la comunidad y deja desamparados en la incertidumbre laboral a estas/os trabajadores.

La comunicación del intendente es agresiva, ya que el mismo se dirige a los mismos de modo despectivo, acusando de no cumplir con las responsabilidades como profesionales, “chicaneando” y asociando la lucha por los derechos como trabajadores y profesionales de la salud a la política partidaria.

Repudiamos esta persecución política, que nos siga presentando frente a la comunidad como destituyentes, desprestigiando nuestro trabajo como profesionales altamente calificados y capacitados en reconocidas instituciones académicas nacionales.

Solicitamos que el intendente se ocupe y se haga cargo de la situación de vulnerabilidad que su política de salud está generando juntamente con la que se está llevando a cabo a nivel provincial y nacional

El hospital municipal no cuenta con guardia de traumatología, un adulto mayor debe esperar entre 15 y 20 días o más para recibir una prótesis y ser operado al sufrir una fractura; los centros de atención primaria de la salud se encuentran desprovistos de medicamentos de primera necesidad como también de métodos anticonceptivos y se ha incrementado drásticamente los casos de sífilis en la ciudad y en la zona.

Seguimos reclamando al ejecutivo y a los responsables de las áreas de salud que nos dejen participar de las mesas paritarias, como nos habilita la ley. Para poder defender nuestro salario, que cayó en los últimos meses por la devaluación de nuestra moneda a niveles indignos, y para dialogar sobre las mejoras edilicias y de seguridad de las y los trabajadores. No queremos que ocurra una tragedia como la que se produjo con la docente y el auxiliar fallecidos en Moreno, por desidia del estado.

No queremos destituirlo Sr. Intendente porque somos incapaces de hacerlo, respetamos los mecanismos democráticos de acceso al poder y queremos que se haga cargo de la situación de la que usted y su gabinete es responsable.

CICOP-ASOCIACION SINDICAL DE PROFESIONALES DE LA SALUD DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES. SECCIONAL CHIVILCOY