De Vido negó tener responsabilidad en la causa “Sueños Compartidos”

De Vido negó tener responsabilidad en la causa “Sueños Compartidos”

El ex Ministro De Planificación kirchnerista deslindó en sus subordinados, provincias y municipios la responsabilidad por el control del plan de viviendas sociales y cuestionó el uso de la causa penal para “manchar sin justificación” a la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe De Bonafini.

Por su parte, Bonafini, consultada por Télam, señaló que “no tengo noticias” sobre la declaración indagatoria que debía tomarle el juez Marcelo Martínez de Giorgi durante esta semana.

El propio juez había dejado trascender que existía la posibilidad de que esta declaración se concretara ayer en la sede de las madres, hecho que no se produjo.

“Yo estoy aquí, en la casa de las madres, pero no tengo noticias. Creo que primero se le debe informar a mi abogado, porque el juez no va a venir sin aviso”, señaló Bonafini.

En tanto, el ministro de Justicia, Germán Garavano afirmó que “nadie está por encima de la justicia”, en alusión a la titular de Madres de Plaza de Mayo.

“Las autoridades locales eran las responsables del régimen de contratación y del control de la ejecución de obras”, sostuvo De Vido en su escrito de 15 carillas entregado al juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, quien lo indagó en los tribunales federales del barrio porteño de Retiro.

Además, en declaraciones a la prensa al irse de Comodoro Py 2002, el ex ministro aludió a una “persecución política del Poder Ejecutivo Nacional” que “no tiene nada que ver con un juez en particular ni con este edificio”.

En su escrito, aludió a la investigación como “una cuestión puntual de desvío o de una administración sospechada de fraude”, que atribuyó a los hermanos Sergio y Pablo Schoklender.

Asimismo, pidió que “no sirva ni sea utilizada para manchar sin justificación el nombre de Bonafini, de Madres de Plaza de Mayo, ni todos los esfuerzos realizados” desde su Ministerio para solucionar el problema de viviendas durante el kirchnerismo.

De Vido llegó a los tribunales poco después de las 9, una hora antes de su indagatoria prevista para las 10, y en la audiencia entregó un escrito sin responder preguntas.

“No participé en forma personal ni funcionalmente” en la firma, aprobación, autorización o control de los convenios que se investigan en la causa, afirmó De Vido, quien ya tiene tres procesamientos dictados en su contra en la justicia federal.

El ex funcionario kirchnerista detalló que el programa Sueños Compartidos se canalizó en la Secretaría de Obras Públicas -que encabezaba el detenido José López y tenía a Abel Fatala como segundo- y en la Subsecretaría de Vivienda, a cargo del fallecido Luis Bontempo.

Además, acotó que las autoridades de las provincias y municipios eran las responsables de contratar y controlar el avance de las obras y de la certificación final.

De Vido: “No correspondía al Ministerio de Planificación sino a los organismos de control tanto provinciales como municipales analizar y verificar la regularidad de la ejecución”.

“No correspondía al Ministerio de Planificación sino a los organismos de control tanto provinciales como municipales analizar y verificar la regularidad de la ejecución y administración de sus contratos”, agregó.

En ese marco, recordó que “cualquier provincia o municipio” que recibía fondos de la Nación “era responsable” de su uso.

Martínez de Giorgi continuará con la ronda de indagatorias previstas en la investigación, y resolverá la fecha y el lugar en el que será indagada Bonafini, luego de que el viernes último le concedió la eximición de prisión tras haber ordenado su captura por no presentarse a declarar.

Una vez que estén concluidas las indagatorias, recién en septiembre, quedará en condiciones de resolver si procesa o no a todos los acusados.

En tanto, el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, afirmó que “nadie está por encima de la justicia, le guste o no los pronunciamientos de la misma”, en relación a la situación judicial de la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien deberá prestar declaración indagatoria en los próximos días en el marco de la causa conocida como Sueños Compartidos.

“Tenemos que tratar de volver a una cultura de mucha más responsabilidad y normalidad donde nadie esté por encima de la justicia, le gusten o no los pronunciamientos”, dijo Garavano en declaraciones a radio Nacional.

Según señaló Garavano, “el sistema tiene distintas revisiones, apelaciones, recursos para corregir las decisiones que no nos gustan, y ese es el camino frente a algo que no nos gusta, y si no hacer las denuncias contra los jueces si consideramos que no están haciendo su tarea”.

“Pero alzarse contra decisiones (judiciales) va en la dirección de generar más conflictos en nuestra sociedad y la sociedad no quiere más conflictos y tener un país mejor”, concluyó el titular de la cartera de Justicia.

[TÉLAM]

Responder

Su dirección de correo no será difundida.