El Senasa intensifica el control a transportes en ruta

El Senasa intensifica el control a transportes en ruta

El Senasa intensifica el control a transportes en ruta en localidades del centro y norte bonaerense.

Lo hará semanalmente en distintos puntos estratégicos de circulación, en un radio de aproximadamente 500 km, entre las localidades de Chivilcoy, General Villegas, San Nicolás, Daireaux, Zárate, Magdalena y Castelli, con un equipo integrado por personal especializado en tránsito federal de mercaderías.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) dispuso, en la jurisdicción de su Centro Regional Buenos Aires Norte, una nueva estrategia de trabajo para intensificar los procedimientos integrales de control en ruta a transportes de animales en pie, sustancias alimenticias y material de propagación de vivero. La nueva metodología de trabajo será utilizada tanto en rutas nacionales y provinciales como en los diferentes accesos de las distintas localidades del noroeste de la provincia de Buenos Aires.

En tal sentido y bajo la dirección regional de Juan Ernesto Rebagliati, se realizó, el pasado 31 de agosto, una reunión con profesionales de este Servicio Nacional, a cargo de estos procedimientos: Guillermo De Luca, del área de jurídico; Néstor Osacar, Supervisor de Sanidad Animal; Juan Piluso, del programa HLB y Cristian Rocca, referente de Información y Comunicación Institucional; con el fin de coordinar y agilizar diferentes estrategias y metodologías de trabajo destinadas a hacer estos procedimientos aún más eficaces.

Los controles -semanales- serán realizados en distintos puntos estratégicos de circulación, en un radio de aproximadamente 500 km, entre las localidades de General Villegas, San Nicolás, Daireaux, Zárate, Magdalena y Castelli. En cada uno de los operativos se verificarán las condiciones de traslado e higiénico-sanitarias de los agroalimentos transportados, en lo que respecta a su producción, elaboración y comercialización.

Van a ser controlados en ruta todos los medios de transporte que trasladen vegetales, animales, sus productos y subproductos.

Durante el control se requerirá al conductor la siguiente documentación, según corresponda:
Cédula verde y registro de conducir; tarjeta de habilitación de transporte, corroborada con cédula verde, fecha de vencimiento e inscripción (ploteos) en los laterales y parte posterior, cumplimiento de las condiciones de habilitación y bienestar animal y certificado de lavado y desinfección (original y copia).

Para la mercadería transportada: se verificará la validez del DT-e, de la libreta sanitaria y/o pasaporte equino según corresponda (reseña concordante con los equinos, vacunaciones y resultados de AIE); de los precintos y de la carga (conteo, categorías, sexo, identificación individual, marcas y señales).

Al transporte de sustancias alimenticias se le requerirá: Cédula verde y registro de conducir; tarjeta de habilitación del transporte, corroborando con cédula verde, fecha de vencimiento e inscripción en los laterales y parte posterior del vehículo; libreta sanitaria del transportista y permiso de tránsito (PT), permiso de tránsito restringido (PTR), certificado sanitario provisorio de exportación y remito.

El control de la mercadería transportada incluirá: verificar el cumplimiento de las condiciones de habilitación, la presencia del termómetro en el exterior, según corresponda y su temperatura, de la concordancia de rótulos, temperaturas, apariencias y precintos de la mercadería transportada y de la fecha de vencimiento de la libreta sanitaria y su concordancia con el transportista.

Con autoridad para intervenir, interdictar y decomisar, estos controles permitirán, por un lado, prevenir la dispersión de enfermedades que afectan a vegetales y animales, en favor de la inocuidad de los agroalimentos y, por el otro, minimizar las violaciones al tránsito federal y a las faltas en las condiciones generales de identificación y transporte, contribuyendo a evitar la competencia desleal de productores que no cumplen con la legislación pertinente, perjudicando a aquellos que sí permiten que su producción la fiscalice el Senasa.

Responder

Su dirección de correo no será difundida.