fbpx

El Senasa suspendió por tercera vez la actividad de un frigorífico

El Senasa suspendió por tercera vez la actividad de un frigorífico

El Senasa suspendió por tercera vez en menos de un año la actividad de un frigorífico en la localidad de Junín por incumplir las condiciones higiénico-sanitarias indispensables que hacen a la inocuidad de los agroalimentos y a la salud pública.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) suspendió la actividad de un establecimiento frigorífico dedicado a la faena bovina ubicado en la localidad de Junín, al constatar el incumplimiento de las condiciones higiénico-sanitarias necesarias para no poner en riesgo la salud pública.

El pasado 26 de marzo, agentes del Centro Regional Buenos Aires Norte del Senasa, realizaron una inspección sanitaria en el establecimiento Beltom S.A., Establecimiento Oficial Senasa Nº 2037, y confirmó que no se encontraban garantizadas las condiciones mínimas y necesarias para resguardar la inocuidad y calidad de los alimentos, incumpliendo, de este modo, con la normativa sanitaria vigente; lo que motivó la suspensión de su actividad, por tercera vez en un plazo menor a un año.

La suspensión se debió, fundamentalmente, a la falta de higiene e incumplimiento tanto de las mejoras edilicias (que habían sido acordadas previamente por el responsable del frigorífico), como de las buenas prácticas de manipulación y elaboración mínimas a las que debe adecuarse todo establecimiento elaborador de alimentos.

Esta medida contribuye a preservar la salud de los consumidores, garantizando que reciban productos de origen animal inocuos.