Funcionarios municipales, representantes del CAAC y vecinos del Barrio Bordó, se reunieron por tratamiento de problemáticas

Funcionarios municipales, representantes del CAAC y vecinos del Barrio Bordó, se reunieron por tratamiento de problemáticas

El miércoles por la mañana, María Casares, vecina en representación del barrio Bordó; la coordinadora de la Casa de Atención y Acompañamiento Comunitario (CAAC- “Casa Pueblo”), Rocío Morales; y los talleristas Andrés Rossi y Gerónimo Ruscio, se reunieron con funcionarios de la Municipalidad para dialogar acerca de las problemáticas que se encuentran en el barrio, y en conjunto, abordar las alternativas necesarias de solución.

Cabe destacar que “Casa Pueblo” es una institución que brinda contención y asistencia desde una perspectiva de Abordaje Integral Comunitario en Salud, conformándose en una herramienta para la atención y contención de las personas con problemáticas de consumo y en contextos de vulnerabilidad social.

Asimismo, se caracteriza por su trabajo comunitario y la construcción de redes vecinales que es fundamental para llevar adelante dicho proyecto, el cual cuenta con diferentes herramientas profesionales y de capacitación.

En este sentido, Rocío Morales explicó que el CAAC “es un espacio de acompañamiento terapéutico para niños, adolescentes y adultos, que tiene como objetivo la prevención y promoción en diferentes problemáticas que atentan contra la salud integral de las personas. Contamos con diversos talleres como el de arte, música, deporte, y con un gran equipo interdisciplinario”.

Luego agregó que dicho proyecto hace poco tiempo que se encuentra en funcionamiento y que una de las problemáticas pendientes a solucionar es el mantenimiento de uno de los terrenos del Barrio, en el cual se dictan los talleres de deporte, que no se encuentra en buenas condiciones.

En este aspecto, Andrés Rossi remarcó que “la situación se agravó debido a un incidente ocurrido el pasado miércoles, donde un niño de 10 años sufrió un pequeño accidente, sin lesiones severas, en la cancha municipal ubicada en dicho terreno. Ahí mismo decidimos ir al Municipio para solucionar lo antes posible el estado físico del lugar y que sea más seguro para los niños”.

Matías Muo, como Coordinador de Gobierno, sociedades de fomento y localidades rurales, fue quien los atendió. Dicha reunión “resulto bastante productiva ya que pusimos un plazo de dos semanas para que se comience con la limpieza para dejar en mejor estado el espacio, y que sea un lugar más seguro y digno para los vecinos. No pudimos solucionar en lo inmediato debido a la falta de presupuesto que nos plantearon desde el municipio”.

Por su parte, María Casares manifestó que durante la reunión “contamos el accidente producido y las problemáticas con las que nos encontramos al realizar las actividades, pedimos la limpieza y mantenimiento de la canchita, y nos respondieron que sí podían hacerlo pero que generemos conciencia a la gente de mantenerlo limpio. También hicimos mención a la cantidad de perros callejeros, por lo que quedaron en ir a visitar junto con CAZMA”.

Por último, Gerónimo Ruscio finalizó apuntando a los derechos de los menores: “los niños tienen derecho a jugar en un lugar limpio, en un ambiente saludable, con las medidas de seguridad necesarias. Por lo tanto, por la seguridad y bienestar de ellos, hasta no contar con resultados de lo pedido, optamos por no seguir dando el taller de deporte”.

Responder

Su dirección de correo no será difundida.