Hasta que construyamos un mundo sin Trata

Hasta que construyamos un mundo sin Trata

Ayer, 30 de julio, fue el Día Internacional de la Lucha Contra la Trata de Personas. Por eso estuvimos presentes en nuestra ciudad con una intervención artística en la vidriera del local Agua de Rosas para reflexionar sobre el delito de explotación sexual de mujeres y sus cuerpos como objetos de intercambio en una sociedad cada vez más indiferente.

La Trata de Personas es una problemática mundial y en nuestro país, se refiere al secuestro, captación, traslado y explotación sexual y/o laboral de mujeres, niñas, varones y niños.

El día que aparecieron todas es un colectivo artístico que busca generar consciencia a partir de una puesta en escena interdisciplinaria y provocativa con el objetivo de dar cuerpo a problemáticas que permanecen invisibles. Es el permiso que nos damos de interpelar a la sociedad. Es la pregunta sobre qué haríamos con todas aquellas mujeres si nos devolvieran su libertad. Es la utopía del mundo en el que quisiéramos vivir.

Lo que denunciamos es cualquier forma de esclavitud, la dominación del hombre por el hombre. Este sistema social y cultural patriarcal que usa y abusa de los privilegios de varones sobre mujeres. El machismo, la reproducción de “machos” varones y mujeres que naturalizan roles, cimientos para que subsista la cultura de la violación. Denunciamos este modelo de desarrollo capitalista que convierte las relaciones personales en relaciones de intercambio, en cuerpos-mercancías donde la relación comercial se da entre explotador y cliente porque las víctimas de explotación no son dueñas de su propio cuerpo. Denunciamos a los clientes de mujeres, niñas, varones y niños prostituidos (violadas/os) y a los/as clientes que miran a un costado cuando consumen marcas que producen en talleres clandestinos. Denunciamos al poder político, judicial y la corrupción policial que no sólo no realiza todo lo que puede para acabar con el delito sino que también lo consume. Al neoliberalismo que produce pobreza porque la mayoría de las víctimas son pobres y caen en las redes de Trata por falta de recursos económicos, sociales y culturales. Al Estado que no sólo debe perseguir la Trata y rescatar a las víctimas sino que también debe dar derechos económicos y educativos para que tengamos trabajo e información.

Este proyecto, se iba a presentar este fin de semana en la ciudad de Pehuajó y por motivos poco claros, que creemos que tienen que ver con la coyuntura política, el Municipio canceló nuestra intervención. Pero nosotros/as, que nunca dependimos de ningún permiso para denunciar, sólo nos callaremos el día que termine la esclavitud sexual y laboral hasta que construyamos un mundo sin Trata.

Agradecemos especialmente a Cecilia Trejo de Agua de Rosas por abrirnos las puertas de su local.

Colectivo El día que aparecieron todas
Samantha San Romé (Autora), Gonzalo Colombo (Productor audiovisual), María Victoria Direnzo (Fotógrafa)

Actrices:
María Eugenia Cazenave – Yamila Crivelli – Gisela Di Nápoli – Delfina Granero – Kyriakys Furnodavlos – Pamela Domínguez Luna y todas las chicas que se sumaron siempre a acompañarnos.

 

Responder

Su dirección de correo no será difundida.