La “otra” convocatoria por el #NiUnaMenos

La “otra” convocatoria por el #NiUnaMenos
El viernes, poco después de las 20 hs, se llevó a cabo en la Plaza 25 de Mayo, frente al Banco Nación, la segunda convocatoria del día bajo la consigna #NiUnaMenos.

En esta ocasión las agrupaciones convocantes lo hicieron en discordancia con la convocatoria que horas antes se realizó en la misma plaza, frente al Monumento a los Fundadores, tildada como “convocatoria oficial”, en este sentido, la periodista Claudia Marengo, integrante del Frente por los Derechos Humanos de Chivilcoy, quién días pasados había formado parte de la convocatoria realizada por distintas organizaciones para la marcha realizada en el Monumento a los Fundadores a las 17hs -tras breves palabras- invitó a los presentes a hacer uso del micrófono que se había montado en el lugar.

Una de las que aceptó la posibilidad de expresarse públicamente fue Victoria Ocampo -integrante de la Comunidad Trans de nuestra ciudad- quien también participó de la convocatoria a la marcha de las 17hs, en uso de la palabra decía “estamos acá por #NiUnaMenos, porque somos mujeres transexuales y las mujeres transexuales estamos muriendo en manos de violentos y no de homofóbicos; una persona que se resguarda en la homofobia, en la palabra ‘fobia’, cuando la fobia en realidad es una enfermedad y entonces decir homofobia es decir que el violento que nos mató está enfermo y no es así”.

“En dos años murieron 12 mujeres transexuales; la mayoría de los que estamos acá creo que no lo saben. 12 mujeres transexuales; Laura Moyano, 35 años -en Córdoba- fue brutalmente golpeada, fue violada, fue golpeada, le cortaron sus genitales y se los pusieron en la boca y nadie habla de eso. Laura Moyano, hoy por hoy no tiene culpables, los culpables todavía están sueltos, y por eso hoy estamos acá. Yo represento el Consultorio Amigable Chivilcoy y hace dos años que venimos trabajando para garantizar el derecho a la salud de la comunidad trans, femenina por sobre todas las cosas.

Por otra parte, agregó “Estamos acá porque resulta que tenemos chicas en estado de prostitución que están en la ruta en este momento, cagándose de frío. Pero resulta que las están sacando de la ruta porque un señor pasó y le dio asco, entonces sacan a las chicas y ponen a los señores camioneros como víctimas de estas chicas, cuando son consumidores, no son víctimas; SON CONSUMIDORES y esto tiene que quedar claro”.

“Por una sociedad más justa, por ni una trans menos, ni una mujer menos, y estamos acá también porque muchas de las mujeres que están sufriendo violencia de género en este momento no pueden estar acá porque el violento no las deja venir. Así que acá estamos: #NiUnaMenos, ni una trans menos, vivas nos queremos. Vivas” finalizó.

El cierre de la convocatoria estuvo dado por la lectura de un comunicado firmado por el Frente de Mujeres Evita de la JP Evita, Juventud Martín Fierro, La Vallese, Militantes independientes del Frente para la Victoria, La Cámpora, Nuevo Encuentro, CTA de los Trabajadores, Suteba, Centro de Estudiantes del Conservatorio Aberto Williams “Luis Alberto Spinetta”, Centro de Estudiantes Nº 6 “Desde abajo”, Centro de estudiantes de la Escuela de Artes Visuales, Frente por los derechos humanos Chivilcoy, Centro Cultural Colgados de la Rama, Murga Colgados de la Rama y Centro Cultural La Ronda.

El Comunicado

“Nos reconocemos parte de distintos movimientos sociales y partidarios que concluimos en un mismo marco de pensamiento y posicionamiento político en torno a reivindicar el carácter del movimiento #NiUnaMenos como autoconvocado, heterogéneo, político y de reclamo ante el Estado, lo cual hoy, más que nunca, se torna fundamental; porque las prácticas que vulneran los derechos de las mujeres revictimizándolas a través de prejuicios y discriminación, basados en los estereotipos de género aumentan cada día en todos los niveles y áreas estatales competentes para la atención de estos temas.

Vemos con preocupación cómo desde un discurso peligroso se ha intentado dar curso a una convocatoria conjunta entre el Estado, las Fuerzas de Seguridad y actores, actoras, políticos, políticas con responsabilidad institucional a esta movilización, confundiendo la esencia y atomizando la fuerza que tiene por sí misma la sociedad movilizada por esta causa; ante esta coyuntura que evidencia un vaciamiento político y de lucha queda aún más clara la desidia en lo que a la protección y promoción de derechos de las mujeres respecta.

Por esto que nos convoca este 3 de junio estar en la calle junto a tantos compañeros y compañeras que se movilizan en todo el país para expresar el repudio ante el sistema patriarcal que nos vulnera, que nos oprime, que nos toma y nos muestra como objetos, como una cosa a la que los varones tienen el derecho de maltratar, agredir, estigmatizar, pegar y hasta matar.

Entendemos que cooptar esta movilización también es una forma de confundir al protagonismo al cual nos invita como mujeres; hoy la lucha se agudiza, hoy la lucha se reanuda, hoy la lucha nos convoca a decir que no morimos; nos matan, en lo real y en lo simbólico. Nos matan como corolario de una estrategia que nos intenta invisibilizar y aquietar, nos pone en evidencia que si nos reconocemos el patriarcado y el poder gubernamental de turno nos recordará que están presentes borrando cada avance y cada lucha, o mostrando cada búsqueda de nuestras compañeras en las redes de trata, cada investigación por femicidio, cada denuncia de violencia, cada incendio de nuestros hogares como hechos policiales y no como violencia contra las mujeres.

Esta ideología y esta política es sostenida por los distintos actores y actoras con responsabilidades, ya que el ejecutivo, el legislativo y el judicial deben confluir en acciones positivas, resguardos y garantías conforme a lo que emana de las leyes vigentes, y aún, en nuestra ciudad, las situaciones más drásticas de violencia de género siguen siendo presentadas como hechos policiales o simplemente noticias aberrantes. Frente a esto no vamos a ser hipócritas ni vamos a ceder la muerte de nuestras compañeras, nuestras propias muertes, porque está claro que no podemos estar con quienes sostienen actos y prácticas contrarias a estos enunciados.

El Secretario de Seguridad fue quien sostuvo ante los medios locales que a la última víctima por femicidio en nuestra ciudad la mató la droga, culpabilizándola de su muerte, tras ser encontrada desnuda y tirada en un terreno tapada con una bolsa. Un apartado merece también la responsabilidad de algunos medios y el tratamiento que de este hecho hicieron, replicando esta desinformación, estigmatizándola y haciéndola merecedora de su propia muerte.

Por esto, lejos de no estar junto a las mujeres, a todas las mujeres, nos vemos en la responsabilidad y coherencia política e histórica de marcar la diferencia ante un estamos todos y todas juntas y juntos que vacía de sentido y sigue invisivilizando una lucha que hay que reivindicar. Por tal motivo, destacamos lo impropio de acompañar como convocantes con expresiones hacia esta movilización despojada de iniciativa popular; a partir de esto es que nos podemos dejar de resaltar que #NiUnaMenos es una consigna de unidad y de lucha con quienes nos reconocemos en una línea de pensamiento y de acción.

Recordar, además, que la responsabilidad de los actores gubernamentales estará en consonancia con los postulados que sostenemos cuando las acciones efectivas hayan aparecido y se visibilice la intención política de erradicar la violencia de género, pero también la de estereotipos que nos dejan a las mujeres en un lugar de subordinación.

No podemos no destacar que el pasado 8 de marzo de este mismo año los Jóvenes por Chivilcoy, representantes de la línea de este gobierno local regalaron flores a las mujeres en su día, mientras muchas y muchos nos concentrábamos en reivindicar el lugar de la mujer en la lucha, en la política, en la sociedad toda, desde un rol activo, participativo y a viva voz.

Otro tema para analizar es el posicionamiento del Intendente, criticando las políticas de salud sexual y reproductivas que se venían llevando a cabo en el marco de salud sexual y procreación responsable, hoy casi desactivados. Como una política de salud en perspectiva de género, quitando así el sentido de esta acción que otorgaba derechos a las mujeres; en aquel discurso se la minimizó a un accionar militante, desprestigiando lo que emana incluso de la normativa y los protocolos vigentes en la materia. Esto no hace más que dejar en claro qué ideologías sustentan las políticas de este gobierno en relación a los temas de género.

La marcha es política porque es desde ahí que se dan las transformaciones, es desde el Estado, los partidos políticos, las organizaciones sociales, los centros de estudiantes, los centros culturales, desde donde se libra la batalla cultural para erradicar lecturas y comportamientos misóginos. Es desde la lucha donde se tracciona cuando los paradigmas se enfrentan, por esto, en este día pedimos la reflexión y la claridad en nuestros objetivos, pero también en nuestro decir y en nuestras acciones.

Nos queremos vivas, con igualdad de oportunidades, construyendo la equidad de género que sólo se dará si hay justicia social. En sintonía de la lucha histórica de las mujeres no podemos estar presentes junto a quienes no confrontan el patriarcado y el neoliberalismo en pos de la equidad social con garantías de derechos universales, porque de esta forma este se está invisivilizando en el entramado político que esta lucha lleva en su esencia.

Porque somos y nos sentimos mujeres: lesbianas, bisexuales, transexuales, travestis, transgéneros. Y porque somos personas que además de luchar para erradicar la violencia, luchamos por trabajo, por salario digno, acceso a la vivienda, a la salud, a la educación y a la participación activa en la arena política, porque sin esta accesibilidad hay violencia social e institucional y esto también es violencia machista.

#NIUNAMENOS. JUSTICIA PARA ESTEFANÍA ORLANDO”.

Ver las fotos de: La “otra” convocatoria por el #NiUnaMenos AQUÍ

Responder

Su dirección de correo no será difundida.