La rendición de cuentas 2016 fue aprobada por 9 votos positivos, cuatro negativos y una abstención

La rendición de cuentas 2016 fue aprobada por 9 votos positivos, cuatro negativos y una abstención

La rendición de cuentas 2016 y compensación de partidas presupuestarias también quedó aprobada por mayoría -en sesión extraordinaria a las 21hs del pasado miércoles 24 de mayo- con los votos del Frente Renovador, del concejal Oteiza (CJ), la abstención del concejal Sánchez (Cambiemos) y la negativa de los ediles del PJ (17 de Octubre y Lealtad) presentes.

La jornada deliberativa contó con cuatro ediles ausentes: Gastón Zaccardi (PJ), Marcos Bongiannino (PJ), Evangelina Marchesini (PJ) y Ma. Laura Razzari (Bloque Feminista).

La aprobación fue argumentada por el bloque oficialista a través de las palabras de la presidente de bloque del Frente Renovador, concejal Liliana Varela quién señaló “la situación financiera arroja un resultado altamente positivo, y queda demostrado un manejo equilibrado de los fondos, una administración austera” y enumeró algunos datos de la administración pública tales como, “en combustibles se ahorró de 18 millones a 14 millones, en remedios de 5 millones de pesos a 2 millones”.

Por su parte, al argumentar su abstención el concejal de Cambiemos, Guillermo Sánchez, analizó “se calculó un ingreso de 776 millones, tuvimos un ingreso de menos del 10% del estimado. El mayor gasto que tenemos ese de personal, un 75%. Del 100%, el 70% es por transferencias provinciales, coparticipación, lotería, etc. y solo el 30% son generados por el Municipio, esto genera una alta dependencia” y agregó “se deben 49 millones, 12 millones más que el año anterior”.

“Recuerdo haber votado negativo cuando había 37 millones de deuda, y ahora hay 49 millones” prosiguió, “el fondo de infraestructura de 40 millones esta sin usar, solo se gastaron 700 mil pesos, mientras que el de seguridad solo se usaron 6 millones hay 9 que no se usaron todavía”.
Por último enfatizó, “dicen que nunca recibieron dinero de Nación, y sin embargo se recibieron 23 millones el año pasado”.

El concejal Adrián Zapata (PJ), ex contador municipal, hizo uso de la palabra extensamente, incluso rebatiendo algunas respuestas de los concejales Di Paula y Curcio, en el marco del cariz del análisis técnico devenido en político, “el Municipio bajo ningún punto de vista quedaba endeudado” recordó, “en el inicio de sesiones, el intendente trató de explicar cómo se llegaba a la deuda de 49 millones, lo que no explica que es casi lo mismo que dejamos nosotros, es mi deber como concejal decirle a la gente que no tenemos un municipio comprometido, que la deuda es la media de todos los municipios y que al 10 de diciembre del 2015 dejamos un municipio en marcha”

Asimismo, en otro tramo de su discurso, el concejal peronista espetó a la edil oficialista Liliana Varela, “la plata llegó para hacer obras, y le llena de satisfacción el resultado positivo de tener dinero en el banco, a mi me llena de tristeza, el dinero público es para invertir en bienestar de la gente. Ayer la cifra del dinero municipal era de casi 150 millones, por favor que se destine a obras.
Seamos astutos, apliquemos la inflación y veamos sino compramos el 40% menos, eso se ha perdido la municipalidad de Chivilcoy por tenerlo guardado en un banco”.

En su argumentación de voto negativo, la concejal Claudia Bogliolo (PJ 17 de Octubre) indicó “para el oficialismo puede significar unos números fríos, para nosotros es mucho más que eso, es analizar como la actual gestión va a gastar el dinero de los chivilcoyanos” y agregó “vemos ingresos por fotomultas, por estacionamiento, y el municipio tiene guardados casi 150 millones, ¿es función del Estado ahorrar frente a las necesidades insatisfechas de los vecinos?” se preguntó.

“Vemos un municipio atrasado, sin presente ni futuro, no es necesario mirar los números para ver el estado penoso de nuestra ciudad, no estamos para nada de acuerdo con el destino de los fondos, ni con la política empleada para la distribución de los fondos” sentenció Bogliolo.

Al tomar la palabra, el concejal oficialista, Dr. Guillermo Pinotti, bregó por separar la discusión técnica de la política, “entiendo que lo que dice Zapata sin duda del punto de vista en cuanto a la técnica y la experiencia no voy a objetarlo, pero creo que tendría que separar dos cosas que nos van a servir a todos: queriendo aclarar nos confunde con cosas técnicas, necesita hacer sentir un desagravio que tiene que canalizarlo pero no sé si es este el lugar, y en la parte técnica, cuando Zapata dice que esta gestión comienza y reclama por 37 millones de deuda aproximados, es cierto que hay normativas de como se debe proceder entre contadores, cada uno llega al resultado como mejor le parece pero el resultado debe ser el mismo, volviendo a la deuda que hoy son 49 millones, está diciendo: a mí me reclamaron de los 37 y ahora son 49, entonces si es así, tenés razón Zapata, ahora tenés que votar en positivo. Lo importante es que el resultado sirva para la gente.

Por su parte, el concejal Juan Curcio (FR) agregó “la deuda flotante, recuerdo que era del 6,6 % con problemas financieros de no poder pagar sueldos ni proveedores, y hoy es del 6.2 %, si da un superávit es que algo estamos haciendo mal, el Estado no es una empresa, no somos una empresa, pagamos sueldos, y no privatizamos ningún servicio”.

Por la negativa, el concejal Leandro Févola (PJ 17 de Octubre) bregó por mayor información para los vecinos en general de los números de la administración pública, “agradezco a los empleados contables de la Municipalidad por la rendición de cuentas, y me pregunto si entendemos bien ¿qué estamos tratando y qué es lo que buscamos?” dijo, “es natural que surjan dudas ponernos a pensar cómo interpretar mejor la rendición de cuentas. La transparencia con información clara y de acceso público también a los vecinos. La falta de información genera la corrupción, debemos fomentar la posibilidad de participación ciudadana. Como representantes debemos fortalecer la política”.

Por otra parte, el concejal peronista acentuó su discurso en el escenario político venidero y el recambio legislativo, “el relato fue irresponsable, solo para justificar la falta de gestión, y lo corroboramos con la ciudad deteriorándose y con el desatino de no mantener aciertos de otras gestiones”.

“Evaluamos la rendición de cuentas con la ejecución política y vemos muchas fallas” enfatizó Févola, “no se pueden analizar los números dejando de lado la política, aquí estamos al servicio de la comunidad, interpretamos la necesidad del vecino y esta gestión no tiene eficacia y nos lleva al pasado”.

Responder

Su dirección de correo no será difundida.