Publicación pedida: A 64 años del paso a la inmortalidad de la Compañera Evita

Publicación pedida: A 64 años del paso a la inmortalidad de la Compañera Evita

Hoy, como todos los años, recordamos y conmemoramos a esta mujer, que para todos nosotros no solo fue una representante política, sino que podemos caracterizarla como defensora de los derechos humanos, de los trabajadores, de los que menos tienen, de las mujeres, de los niños, de los enfermos, de los ancianos y de todo el pueblo argentino.

Fue Eva quien dejó atrás el concepto de beneficencia como llegada a los más necesitados, para pasar al de justicia. Ya que para ella como para cualquier peronista todos tenemos el derecho a una vida digna, a un techo, a gozar de buena salud y de una buena educación. Fue Eva junto a Perón quienes le devolvieron la dignidad al pueblo, escuchándolo. Fue Eva la que le llevaba las esperanzas de los argentinos al General, para que las convirtiera en realidades. Fue Eva la vocera de los más débiles, de los que nadie escuchaba.

Fue Eva, la que lucho por la igualdad de género, poniendo a la mujer en igualdad de condiciones con la obligatoriedad del voto femenino. Fue Eva la que se encargó del bienestar social dentro del peronismo dejando hasta sus últimas fuerzas. Fue Eva la que creía que solo se podía construir un país, si en él estaban integrados todos los sectores de la sociedad. Por eso, hablar de Evita, es hablar de la mujer que hizo que el concepto de justicia social dejara de ser una consigna y pasara a ser una realidad tangible para todos.

Como dice Copani, Eva no es un cuento, sino, que es revolución, ella supo entender el dolor del pueblo y convertirlo en el suyo, de esta forma fue capaz de transformar esas penurias en esperanzas, ya que, dignificando a los argentinos mediante las reformas y la intervención de un estado de bienestar las personas que se veían más perjudicadas en años anteriores, pasaron a ser las más beneficiadas. Siguiendo con las líneas de Copani, podemos decir que María Eva se fue un invierno frío en el año cincuenta y dos, pero Evita no. Ella vive en los abrazos de cada militante, en el voto de cada mujer y en cada sonrisa peronista.

JUVENTUD PERONISTA CHIVILCOY

eva-perón-2 homenaje-a-evita

Responder

Su dirección de correo no será difundida.