Publicación pedida: Postura de la CICOP Chivilcoy ante cuestiones sanitarias

Publicación pedida: Postura de la CICOP Chivilcoy ante cuestiones sanitarias

Es de público conocimiento que la Municipalidad de Chivilcoy compró el edificio perteneciente a la ex Clínica del Carmen, el cual será utilizado para contar con más espacio ocioso del sector salud y virtualmente utilizado para un área de internación de pacientes quirúrgicos, centro materno infantil, sede de emergencias y urgencias base del SAME o más camas de internación dirigidas a contener pacientes del PAMI.

Son todas posibilidades y propuestas sin debate previo o pensamiento sanitario.

Nuestra ciudad cuenta con un desmantelado y debilitado sistema de atención primaria, un modelo de salud” hospitalocéntrico” devenido en ese carácter por la cultura impuesta por la mirada hegemónica médica especializada y decisiones políticas que llevaron a invertir más en aspectos edilicios visibles a la hora de mostrar gestión y no basadas en reforzar los recursos humanos.

Nosotros priorizamos los recursos humanos ante los recursos físicos y creemos que allí debe centrarse la inversión. Y si es por la exigencia que el imperativo tecnológico demanda los recursos económicos deberían destinarse a finalizar los consultorios externos del Hospital, cuya ejecución de obra estaba avanzada y fue detenida durante esta gestión, así como también mejorar las condiciones edilicias y tecnológicas de algunos servicios que tienen aparatología perimida.

Aunque en los tiempos críticos que corren y están por venir, basados en experiencias históricas de políticas de retiro del estado en cuestiones sanitarias donde se calcula que habrá más gente enferma, creemos que la prioridad es un sistema basado en la atención primaria de salud y en políticas de incorporación de más recursos humanos y mejores remuneraciones para anteponer a estas etapas críticas un modelo contracíclico.

Nuestra preferencia es mejorar la calidad de vida de la población lo que define la salud en la actualidad como un modo de hacer feliz a la comunidad y abandonar el paradigma asistencialista.

Para finalizar bregamos por políticas que garanticen el derecho del acceso equitativo y universal a la salud pública donde participen en las decisiones el estado, los trabajadores de la salud y la comunidad chivilcoyana teniendo como objetivo un modelo de salud colectiva.

Responder

Su dirección de correo no será difundida.