Que la verdad sea dicha: el trabajo insalubre genera derechos a todos quienes lo realizan que no pueden estar supeditados a cuestiones presupuestarias

COMUNICADO DE CICOP

El trabajo insalubre genera derechos a todos quienes lo realizan.

Desde la Asociación Sindical de Trabajadores de la Salud de la Pcia. de Bs. As., Seccional Chivilcoy (CICOP), y ante las manifestaciones efectuadas en conferencia de prensa por el Intendente Municipal de Chivilcoy y su Secretario de Salud el pasado martes 23 de octubre, nos vemos en la obligación de dirigirnos a la comunidad a los efectos de informar con veracidad absoluta la situación existente en relación al desarrollo de tareas insalubres realizadas por el personal municipal afectado a los ámbitos donde se prestan servicios relacionados con la salud y el cobro de la bonificaciones establecidas al respecto.

La Ordenanza del Presupuesto Municipal vigente para el corriente año (Ordenanza Nº 8976/17) establece en su Artículo 29º “Establécese la bonificación mensual remunerativa no bonificable, en concepto de tareas insalubres, en el equivalente a un veinticinco por ciento (25%), calculado sobre el sueldo y escalafón, al personal de la planta permanente y temporaria que presten dichas tareas.” (El texto de este artículo se repite en cada una de las ordenanzas de Presupuesto que rigieron para la actual administración y para administraciones anteriores, en ejercicios pasados).

Es oportuno recordarles a las autoridades municipales que las ordenanzas “serán consideras Ley en sentido formal y material” (Art. 77º – Ley Orgánica de las Municipalidades) y “de carácter preceptivo” (Art. 78º, misma ley), es decir de cumplimiento obligatorio.

Queda plenamente demostrado que la bonificación por tareas insalubres es un derecho que consagran dichas ordenanzas a favor de todos los trabajadores que realizan las mismas; y que se les debería haber sido abonado en tiempo y forma a todos por igual.

En la citada conferencia de prensa, y según lo informado por distintos medios periodísticos, el Intendente Britos manifestó: “Desde el principio de esta administración, desde la Dirección de Personal, hemos incorporado a trabajadores que anteriormente no percibían este porcentaje que ahora lo hacen, y seguimos trabajando progresivamente, para que todo el personal del Hospital Municipal y de todas las áreas de salud, durante nuestra gestión lo comiencen a cobrar…. y vamos a continuar así, para que todo el personal que lo merezca lo cobre”. Por su parte, el Secretario de Salud, Dr. Caprara, expresó: “Desde que asumimos, esta gestión siempre preocupó el tema de insalubridad. Anteriormente sólo cobraba insalubridad el personal que trabajaba en quirófano, terapia y lavadero. Luego incorporamos al resto del personal afectado como el de servicio y de enfermería. Gradualmente tenemos programado incorporar al personal administrativo, de farmacia y laboratorio, y todo personal de servicio que están afectados de alguna u otra manera por la insalubridad. Es esta una política de estado de nuestra administración, adecuada a las posibilidades financieras y presupuestarias que tenemos”.

Es decir, la actual administración reconoce que “todo el personal está afectado de alguna u otra manera por la insalubridad”, pero ha ido incorporando al cobro de la bonificación establecida por ordenanza, primero a algunos sectores y postergando a otros que también tenían -y tienen- el mismo derecho. Dejando en claro, además, que no tomó los recaudos necesarios para cumplir con lo establecido por las ordenanzas respectivas y cumplir con los derechos de todos los trabajadores involucrados, al no prever en cada Presupuesto anual las partidas presupuestarias para atender el pago de la mencionada bonificación.

Como todo derecho, y bajo el principio de “igualdad ante la ley”, jamás su reconocimiento y aplicación puede estar supeditado a la decisión arbitraria de un Intendente, un Secretario de área o un Director de Personal de una municipalidad de acuerdo a criterios de oportunidad, merito o conveniencia, y menos aun presupuestarios; estableciendo a quien se le abona primero y a quien más adelante. Esto es, en forma lisa y llana, una actitud discriminatoria.

Es, por todo lo expuesto, que desde la CICOP queremos transmitir a los empleados de la salud en particular y a la opinión pública en general que la realidad no se tapa o distorsiona con resonantes declaraciones periodísticas que tienden más a lograr un rédito político, que a comunicar la verdad a la comunidad. Y la única verdad es que esta, y otras administraciones municipales, hacen ya un largo tiempo que vienen incumpliendo con las normas establecidas para con los derechos de algunos trabajadores. Derechos que seguramente si se regularizan es por iniciativa y a instancia de las acciones impulsadas por los mismos trabajadores.

PD: Este comunicado esta siendo redactado y tomará estado publico después de haber transcurrido la sesión del Honorable Concejo Deliberante donde los concejales se pronunciarán en relación a la petición efectuada por esta representación sindical sobre el tema en cuestión. Deseamos fervorosamente que la razón y la coherencia hayan asistido a nuestros representantes, y que el voto de los mismos haya estado a la altura de lo solicitado.