Se presentó el proyecto de “agua segura” ideado por el Jardín Latapié que recibió el premio de la empresa Henkel

PROYECTO “AGUA SEGURA”

El intendente, Guillermo Britos, y el director de Educación, Eduardo De Lillo, acompañados de directivos de la empresa Henkel, miembros de la empresa social Aguas Seguras, y el cuerpo docente del Jardín Camilo Latapié, estuvieron en el acto de presentación del proyecto de “agua segura” que recibió un premio, otorgado por la empresa Henkel, cuya inversión permitirá reciclar el agua de lluvia en agua potable.

La directora de la institución, Alejandra Montenegro, expresó su “felicidad” por haber sido galardonados con este premio de la empresa Henkel, que permitirá poner en marcha su proyecto, en el transcurso de este año.

Por su parte, el jefe comunal felicitó al Jardín por haber sido acreedor del premio, y destacó el “importante aporte” de Henkel que “permitirá que el establecimiento siga creciendo”.

Además, adelantó que existe la posibilidad de que el proyecto siga avanzando y se extienda a las otras dos instituciones educativas municipales.

Ignacio Sabino, gerente de Comunicaciones de Henkel, manifestó que la empresa tiene 142 años, y posee la política de permitir presentar proyectos que tengan fines sociales o culturales. “En este caso, esta iniciativa cumple 20 años, y es a partir de ahí, que canalizamos este proyecto, el cual hace foco en el desarrollo sostenible”, agregó.

“Cuando recibimos el proyecto por parte de la Secretaría de Educación, nos pareció excelente ya que permitirá transformar el agua de lluvia en potable, teniendo en cuenta el problema del agua a futuro”, explicó Sabino.

En este sentido, el Gerente indicó que “este es el punto de partida para seguir con el proyecto en otras instituciones”, e informó que la transferencia de $150.000 para el proyecto ya fue realizada.

Por último, Nicolás Schifman, encargado de la investigación y desarrollo de la empresa social Agua Segura, agradeció al municipio y a Henkel por convocarlos para el desarrollo del proyecto.

Schifman, comunicó que ellos trabajan con proveer agua segura a comunidades que no tienen acceso a agua de calidad. “Mezclamos la tecnología con la capacitación. La tecnología permite filtrar los contaminantes del agua, y la capacitación, la hacemos con alumnos de todas las edades, para garantizar el acceso y la concientización sobre la crisis del agua”, explicó.

En relación, al método que utilizarán, explicó que es un sistema de cosecha de agua de lluvia. Primero se almacena, luego se filtra, y finalmente se dispone el agua para consumo. La instalación llevará entre una y dos semanas.