fbpx

SENASA: Inspecciones sanitarias en ruta

SENASA: Inspecciones sanitarias en ruta

Durante 2017 el Senasa controló la carga de más de 4.600 transportes en su jurisdicción del norte bonaerense. En 156 operativos, se confeccionaron un total de 95 actas de infracción al detectarse incumplimientos a la legislación vigente.

Chivilcoy, 23 de enero de 2018 | El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) realizó, durante 2017, un total de 156 operativos de inspección integrada y en prevención del HLB, en rutas nacionales, provinciales y diferentes accesos a ciudades del centro y norte de la provincia de Buenos Aires, en donde controló la carga de 4.679 vehículos que transportaban sustancias alimenticias, granos, cítricos, material de propagación de vivero y animales en pie.

Los puntos estratégicos de inspección se establecieron en las localidades de Chivilcoy, Carlos Casares, Roque Pérez, Alsina, Zárate, San Miguel del Monte, San Pedro, San Nicolás, Río Tala, Ramallo, Trenque Lauquen, Navarro, Las Flores, Lincoln, sobre las rutas 5, 205, 41, 30, 188, entre otras; donde se confeccionaron 285 infracciones por encontrar irregularidades como: falta de la guía de animales y de la libreta sanitaria que respalde la mercadería transportada, falta de rotulo en sustancias alimenticias, del Documento de Tránsito Vegetal (DTV), también se encontraron habilitaciones de transporte vencida, faltante de ploteado en los laterales del vehículo y malas condiciones técnico-sanitarias (faltante de frio) de la unidad de transporte alimenticio.

Estos controles fueron coordinados por el área de Comunicación Institucional Regional a cargo de Cristian Rocca y supervisados, en terreno, por Guillermo Deluca y Juan Piluso, quienes estuvieron acompañados por sus respectivos equipos técnicos.

En cada uno de estos operativos, realizados en el marco del Programa Nacional de Prevención del Huanglongbing (HLB), el personal especializado del Centro Regional Buenos Aires Norte también puso mucho énfasis en controlar el material de vivero y cítricos transportado, verificando que egrese o ingrese a la provincia de Buenos Aires con su respectiva guía fitosanitaria para el transporte de plantas y/o sus partes.

Luego se procedió a decomisar y destruir las cargas que estaban siendo trasladadas sin la documentación respaldatoria de origen.