Tasas municipales: se aprobó el proyecto oficialista por 12 votos afirmativos [Video]

Tasas municipales: se aprobó el proyecto oficialista por 12 votos afirmativos [Video]

En el día de ayer, se llevó a cabo en el Honorable Concejo Deliberante una sesión pública extraordinaria donde se debatió y se votó el proyecto de modificación de las categorías de tasas municipales solicitado por el ejecutivo, el cual, luego de un extenso debate el cuerpo deliberativo dejó aprobado por mayoría.

Cabe destacar que de la sesión estuvieron presentes la presidenta del Concejo Deliberante, Claudia Bogliolo (PJ-Cumplir), y la secretaria del mismo, Carolina Di Nápoli (Unidad Ciudadana). Asimismo participaron los concejales Guillermo Pinotti, Horacio Di Paula, Liliana Varela, Claudia Montes, Lucas Burgos, Sofía Matteucci y Walter Brochetto por el bloque Frente Renovador.

También asistieron Lourdes Zaccardi y José Ferro por Cambiemos. Adrián Zapata, Carla Tomasini, Gastón Zaccardi, Fernando Laurito, Leandro Févola y Patricia Mangino por el espacio PJ-Cumplir; y Fernando Poggio y Constanza Alonso por el bloque Unidad Ciudadana. Es importante aclarar que luego del intercambio de posturas y opiniones, el proyecto sobre las tasas municipales resultó ser aprobado por mayoría como resultado de los votos de los concejales del Frente Renovador, Unidad Ciudadana, Cambiemos, y la concejal Patricia Mangino.

Cerca de las 20:30 horas se dio inicio a la sesión extraordinaria con el izamiento de la bandera del recinto a cargo de la concejal Sofía Matteucci, luego por secretaria se dio lectura al único expediente del orden del día y algunos de los concejales expresaron sus opiniones al respecto.

En este marco, Lucas Burgos apuntó que “este tema ha tenido varias idas y vueltas, este Concejo Deliberante, en varias reuniones, ha decidido reunirse con el Departamento Ejecutivo y los distintos bloques, así se manifestó el jueves pasado después de la comisión. En un principio era con el Secretario de Hacienda, también participo el intendente, Guillermo Britos, y gracias a dios realmente lo digo porque creo que después de esa reunión puede haber un antes y un después en este Concejo Deliberante”.

Seguidamente, Adrián Zapata anticipó su voto negativo y opinó que “bajo ningún punto de vista se puede considerar que queríamos desfinanciar el municipio por el simple hecho de que la financiación del presupuesto 2018 la hemos discutido en noviembre, que significó un 30% de aumento de las tasas municipales, que nos pareció incluso elevado, pero fue un incremento votado por mayoría en este Concejo Deliberante y que el intendente ha contado con esa herramienta”.

Asimismo, destacó que “si se puede decir que llegamos a un entendimiento más allá que las posturas eran antagónicas, pero la idea era buscar un proyecto superador que no toque las categorías más bajas y ver la posibilidad con un sistema redistributivo”.

Por último, explicó su postura negativa considerando que “estamos en un momento donde hemos votado una emergencia tarifaria porque no da para más el bolsillo de los vecinos, y el proyecto que presentamos nosotros (tasas), tanto el día de la sesión como el proyecto de superación que presentamos el día jueves, tenía la misma coherencia que planteamos cuando fue la emergencia tarifaria. Por eso lamento que no voy a poder acompañar”.

En respuesta, Lucas Burgos reveló: “creo que los números, depende de cómo uno los presente en discusión es el significado que a veces se le da. Hay 17 mil vecinos que están en la categoría más baja, casi 8 mil en la segunda, 5.600 en la tercera, 2400 en la cuarta y mil en la quinta”, y dirigiéndose al votó de Zapata dijo: “lamento esa situación ya que han participado también como bloque de un acuerdo hace apenas unos días atrás”.

Resumen de toda la sesión

En contraposición, Zapata retomó su discursó aceptando que “los números depende de cómo los mostremos, pero es un ejemplo tan sencillo y con tan pocas categorías que es muy fácil interpretarlo: de 26 mil partidas que estaban antes pasaron a 17 mil en la categoría uno, ahí están las 9 mil partidas que transfieren al resto de las categorías y me parece que 9 mil es un número importante. Son números, pero atrás de esos números hay familias Chivilcoyanas.

El concejal Fernando Poggio también hizo uso de la palabra, anticipando su apoyo al proyecto dado que “el viernes pasado el Intendente, Guillermo Britos, y el Secretario de Hacienda, ingeniero Eduardo De Lillo, vinieron al Concejo Deliberante para explicar el nuevo proyecto y en esa reunión lo que hicimos entre todos los bloques fue presentar una discusión muy fuerte, logrando modificar muchas de las categorías, dejando afuera de ese impacto a muchísimos más contribuyentes de lo que había propuesto el ejecutivo, y con el menos valor posible. Esto fue lo que acordamos con los cuatro bloques”.

Y en el mismo sentido agregó que “nosotros hemos planteado siempre que no veníamos a poner palos en la rueda, permitimos que puedan salir las tasas este mes, pero por responsabilidad del intendente hemos quedado en este atolladero, porque sería fácil plantear un voto negativo después de haber dicho que íbamos a acompañar ese proyecto entre todos los bloques porque habíamos hechos esas mejoras sustanciales. Nosotros vamos a respetar lo que firmamos”.

Por su parte, José Ferro hizo hincapié en el acuerdo obtenido en la reunión pasada y manifestó que “espero seguir en la política con los códigos de la vida, y si nosotros dimos la palabra lo que quiero es que el chivilcoyano se quede tranquilo, si nosotros nos comprometimos con algo lo vanos a cumplir, la palabra empeñada el viernes la vamos a mantener y vamos a acompañar este proyecto”.

En el mismo aspecto, Patricia Mangino expresó: “de mi parte voy a acompañar porque di mi palabra de acuerdo a la explicación que nos dio el intendente y el Secretario de Hacienda, esa explicación para mí era coherente y todos los concejales que estábamos en la reunión firmamos un acta. Por ahí la postura del bloque es distinta a la que firmamos ese día, pero yo voy a cumplir con la palabra porque nosotros somos Cumplir y en ese momento dije que iba a acompañar. Más allá de que por ahí el bloque no esté de acuerdo con la decisión que voy a tomar, me comprometí, firme un acta, dijimos que estábamos de acuerdo, iba a ser un impacto menor para los vecinos, es fue lo que nosotros entendimos y eso es lo que voy a acompañar”.

Mas tarde, la presidenta del Concejo Deliberante, Claudia Bogliolo, le solicito al vicepresidente primero, Fernando Laurito, que ocupe la presidencia para poder pasar a su banca a expresarse y en este marco hizo hincapié en la necesidad del diálogo y la búsqueda de consensos, también reconoció el fluido diálogo con el intendente y remarcó que “mi formación de mediadora hace que trate de brindar el espacio para facilitar la comunicación lo cual no significa que lleve necesariamente a un acuerdo, pero ese intento de comunicación sana los vínculos e inicia una nueva modalidad en las partes que tienen un vínculo permanente como es la que nos toca tener a nosotros como órgano deliberativo y al intendente municipal ”.

Luego explicó que “es cierto que firmamos un acta, pero no fue un acuerdo, no fue un compromiso, sí fue el compromiso de dar a una sesión y de rever las escalas. En mi doble carácter, después de esa reunión necesitaba reunirme con los miembros de mi bloque para poder analizar ese proyecto, donde consideramos que el impacto es mayor al que se nos explicó en ese momento, entonces, como nosotros estamos del lado del vecino adelanto mi voto por la negativa”.

En respuesta, Lourdes Zaccardi le sugirió a la presidenta del Concejo: “si usted asiste a una reunión y firma un acta, como es presidenta de un cuerpo, aclare en el acta que firma en disconformidad o que lo va a pensar porque la verdad que es confuso. Usted misma hizo un decreto en el caso de la suspensión de la secretaria del Concejo Deliberante en ese momento, formo el decreto y después lo voto en contra, entonces ya tenemos esos antecedentes y me parece que es muy confuso y poco serio”.

Ante esto Bogliolo aclaró que “en ambas situaciones tuve mis motivos, si bien hice el decreto porque es la facultad de la presidente suspender a la secretaria, confecciones el decreto a pedido de una sugerencia suya concejal Lourdes Zaccardi para regularidad a un Concejo Deliberante que estaba esperando nada más que la licencia”, y con respecto a la discusión del proyecto de las tasas resaltó: “yo necesitaba habar con los concejales de mi bloques y considero que no estoy faltando a la palara, y como consecuencia de esa charla madura que tuve con mi bloque surge mi voto negativo”.

En relación, Claudia Montes enfatizó que “en esa reunión todos entendimos de que ese era un cierre digno a esta discusión que se había dado, en la que todos tuvimos la oportunidad de pedir las explicaciones necesarias, de pedir las reformas necesarias, todo en función de los vecinos”, y luego agregó que “esta reunión sentaba un precedente para hacer un cambio institucional como cuerpo de concejales, cuando todos nos tenemos que poner del lado del vecino y tenemos que apoyar y garantizar la legitima gestión municipal porque no podemos poner en riesgo al municipio porque nos perjudicamos todos”.

Horacio Di Paula coincidió con las palabras de los concejales Fernando Poggio, Patricia Mangino y José Ferro, y dirigiéndose a la presidenta apuntó: “no comparto lo que dijo usted, porque lo que se habló en esa reunión fue un pacto, una palabra. Mi abuelo una vez me dijo ´si das la palabra tenes que demostrarlo con tu honra´”.

Aun así, Fernando Laurito transmitió su preocupación ante esta situación y recordó “que hay gente que la está pasando mal y la va a pasar peor. Entonces si tratamos como tienen todos la misma voluntad de no quebrantar a nadie, si hay lugar para o que el concejal Zapata reconoce como número, tal vez aunque sea negociando en porcentajes, se puede acotar una cantidad de cosas”.

Liliana Varela sostuvo que “todos han hecho un raconto de lo que ha sucedido desde que pusimos en consideración este proyecto, y como decía el concejal Zapata, también celebro la instancia de dialogo, pero lo que estoy viendo es que también tenemos un lugar de responsabilidad en la sociedad y si se logró mediante consenso atenuar el impacto que el revalúo tenía sobre las tasas municipales, hoy no deberíamos estar dilatando tanto la cuestión porque si seguimos esperando el municipio no puede liquidar las tasas no puede recaudar”.

En consonancia, Guillermo Pinotti manifestó: “quisiera celebrar que todos aprendamos la capacidad de síntesis porque considero que extendemos demasiado los temas y las circunstancias que vamos tratando, sin entender que en realidad todo eso nace de una situación de conflicto y para eso somos Concejo Deliberante: para buscar un consenso y en el consenso tenemos que buscar un término medio”.

Por último, Leandro Févola enfatizó “creo que acá están bien claras las dos posturas, nada más que una sola postura mostraba el objetivo que creo que es la nuestra, la otra postura tenia múltiples interpretaciones”, y luego concluyó apuntando que “no tenemos que andar juzgando la decisión de cada concejal, cada uno sabe lo que hace, nosotros estamos tranquilos con las convicciones, la coherencia y no hemos borrado ni una coma de lo que dijimos en aquel primer proyecto”.

Galería de imágenes


Responder

Su dirección de correo no será difundida.