UN ESTANDARTE DE LUZ, el desafió de la Unidad en la Acción

UN ESTANDARTE DE LUZ, el desafió de la Unidad en la Acción

…que si la lucha se dispersa, no habrá victoria popular en el combate…

Solo algunas consideraciones respecto de la Unidad del Movimiento Nacional

Si, ya lo se…venimos de una derrota dolorosa, inesperada para algunos (planificada por otros…), intentando reacomodar los huesos, buscando explicaciones de la misma, a sus responsables y tratando de encontrar la forma de reorganizarnos para afrontar lo que sigue.

En principio cabe aclarar que una vez mas nos gano la soberbia, la mirada personalista, el proyecto de unos pocos, como actores centrales y unos muchos haciendo las veces de actores de reparto (convalidando un relato), la pretendida infalibilidad de los que creemos representar al pueblo y sus intereses…creo que a los peronistas y al movimiento nacional en su conjunto nuestro pueblo nos perdona todo…menos cuando dejamos de ser cabecitas negras y pasamos a creernos aristócratas.

También podríamos decir que a esta ola que refrescó durante mas de una década nuestra amada América del Sur le llegó su momento de reflujo y está ocurriendo también en las experiencia venezolanas, brasilera y ahí van por Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y El Salvador.

Supongo que esto es producto de los benditos populismos latinoamericanos que no llegaron a convertirse en verdaderas luchas por la Liberación Nacional y suramericana.

En medio de este desolador y desquiciante panorama nos encontramos con la necesidad vital de resistir y reorganizarnos en el acoso constante. La derecha capitalizo nuestros errores y nos golpea donde mas nos duele, en el consenso que logro con nuestro pueblo asignándonos el rol de oposición para ser testigos y hasta cómplices del peor proceso de destrucción, violencia y marginación que vive nuestra patria desde el retorno a la democracia en 1983.

Nos siguen pensando desde esa “intelligentzia” colonizada de la que nos alertara Arturo Jauretche y nos condenan a reeditar un nuevo estatuto de coloniaje, versión siglo XXI.

A esta altura de la situación hablar de kirchnerismo vs. pejotismo resulta una burla cínica y dolorosa respecto al sufrimiento y angustia que afrontan y afrontaran nuestros compatriotas.

El eje de autoridad explotó en las elecciones de noviembre, miles intentamos reconstruirlo entendiendo que la tan ansiada Unidad del Movimiento Nacional es la premisa básica para lograrlo y así generar el consenso para recuperar el poder. Tenemos que entender que no nos sobra nada, que nuestra sociedad está dividida por un enfrentamiento que nos atraviesa desde hace mas de doscientos años y que ya es hora de unirnos para lograr la tan ansiada Segunda Independencia.

Para construir el nuevo eje de autoridad podemos esperar a que quienes nos llevaron a este estado se animen a salir de abajo de las piedras intentando retener parte de lo que alguna vez condujeron y ver que rol nos asignan en su peleas por espacios y ventanillas o comenzamos la reconstrucción con un trabajo genuino en las bases territoriales y generamos ámbitos de militancia donde vivimos, trabajamos y nos desarrollamos socioculturalmente.

La próxima batalla, la de esta hora, la daremos fundamentalmente en dos frentes complementarios: el Movimiento Obrero Organizado y en el plano de las ideas. Es imprescindible que sean los trabajadores quienes se pongan al frente de esta lucha y que desde su conciencia de clase (Nacional, Popular y Revolucionaria) nos conduzcan por este laberinto plagado de amenazas y castigos que nos retrotraen a situaciones que erróneamente ya creíamos superadas.

Necesitamos de una profunda revisión interna, de un debate donde podamos saldar nuestras profundas contradicciones de cara lograr una Unidad no servil ni encorsetada (por los intereses neoliberales), que sea dinámica, generosa, abierta…que vuelva a enamorar a nuestros militantes, a nuestros jóvenes y trabajadores, a nuestros intelectuales. Ya no alcanza con los generales sin ejércitos, con los pergaminos del pasado, todos y cada uno de nosotros debemos revalidar lo que supuestamente tenemos…es momento de volver a debatir, de volver a HACER POLITICA, sin la lógica de los obsecuentes y traidores, sin apellidos milagrosos…solo debatir, CONSTRUIR POLITICA con nuestro pueblo, desde nuestro pueblo.

El Peronismo en particular y el Movimiento Nacional en general por su historia y tradición de lucha, merecen mucho mas que una pelea entre cabezones y cabezonas…debemos discutir y conseguir la UNIDAD para lograr la Felicidad del Pueblo y la grandeza de la Patria.

Bolívar: “El resultado es claro
la burguesía es hija de la colonia y viceversa
la opresión está reunida en maza
bajo un solo estandarte
si la lucha por la libertad se dispersa
no habrá victoria en el combate”

Leonardo Kosoy

• Secretario General Agrupación Los Pasos Previos
• Secretario Bloque PJ-Lealtad H.C.D. Chivilcoy

Responder

Su dirección de correo no será difundida.