Una mujer fue detenida por agredir a su ex pareja

Una mujer fue detenida por agredir a su ex pareja

En la jornada de ayer, en horas de la mañana, se recibe un llamado telefónico al 911 dando cuenta que, en una remisería de esta ciudad, precisamente en calle Rivadavia entre Pellegrini y Pueyrredón, una mujer estaba agrediendo a un hombre.

Al constituirse el personal de la Estación de Policía local, constata la agresión de esta mujer, que fue identificada como SILVIA MABEL RUNZIO de 52 años de edad, domiciliada en este medio, quien se había constituido en el trabajo de su ex pareja -ROBERTO MACCARINO- donde tras insultarlo comenzó a propinarle golpes y a romper las pertenencias del mismo; como celular personal y elementos que tenía dentro de su vehículo.

El personal actuante procedió a la aprehensión de la mujer, la cual fue a puesta a disposición de la UFI Nº 3, a cargo del Dr. PEDRO ILLANES del Departamento Judicial Mercedes, quien dispuso la aprehensión de la misma y su traslado a sede fiscal hoy primera audiencia; procesada por el delito de DAÑO – LESIONES Y RESISTENCIA A LA AUTORIDAD, mientras que MACARRINO fue asistido en la comisaria de la Mujer y la Familia de esta localidad.

Estación de Policía Comunal Chivilcoy, diciembre 20 de 2016.

  1. ¿Tanto cuesta entender que los hombres NO sufren violencia de género? Es muy claro que las organizaciones machistas, al servicio de la dominación masculina, quieren instalar la creencia de que “ellos también” sufren violencia de género.

    ¿Hay hombres que sufren violencia? SI.

    ¿Hay mujeres violentas? SI. ¿Y cuál es la novedad?.

    Las mujeres pertenecen al género humano por lo que tienen todos los atributos del ser humano. Lo que ellas no tienen en ninguna parte del mundo es un sistema socio-económico-cultural que privilegie la figura femenina por sobre la masculina. Solo existen sociedades patriarcales en donde las mujeres y otros cuerpos feminizados están en una posición de subordinación respecto de los varones y, por lo tanto, las violencias machistas simbólica, psicológica, física, económica, etc., que se ejercen contra ellas tienen aval social: eso es la violencia de género, violencia machista al servicio de disciplinar a las mujeres y mantenerlas en situación de subordinación.

    La violencia que ejerce una mujer contra un varón, de acuerdo a su intensidad y daño, está tipificada en el código penal, pero no es violencia de género.
    Enrique Stola. Médico Psiquiatra.

    Responder
    • Muy bien dicho! Mejor explicado imposible. Aplauso

      Responder
    • Martín Gutierrez 20 Diciembre, 2016, 15:02

      Toda la sociedad está sumida en violencia. Mientras perdemos tiempo en tipificar y clasificar los distintos tipos de violencia entre género, tamaño y dimensión, la VIOLENCIA, que es una, sigue profundizandose. Desde un tipo que le golpea a una mujer, una mujer que golpea a un tipo, los niños que observan este tipo de conductas en los adultos y las adoptan… Desde alguien que te lleva por delante caminando en la vereda hasta personas que aparecen en una zanja. Me parece absurdo ponerse a discutir qué tipificación puede tener esto. Es violencia y punto. O fijate que la violencia va a ser más o menos grave de acuerdo a quién la ejerza… me parece absurdo, tendencioso y hasta sin sentido. Después podemos detenernos a analizar el contexto socio-cultural-religioso-institucional y demás cuestiones, pero seguramente el desglose, y en el las desavenencias y diferencias conceptuales, van a desatar… adivinen qué? MAS VIOLENCIA.
      Dejémonos de joder.

      Responder
      • Cualquier situación de violencia que querramos resolver implica caracterizar adecuadamente a la misma. Afirmar que “toda violencia es igual” o la moralina de “toda violencia es mala” es no tener un correcto diagnóstico y conocimiento de qué tipo de violencia nos ocupa, lo que va a impedir la elaboración de certeras estrategias para resolverlas.

        No es lo mismo trabajar para evitar la violencia institucional en una cárcel que tomar medidas para erradicar la violencia obstétrica, o idear un plan para eliminar la violencia en los eventos deportivos, el bullying, o la violencia contra las mujeres o hacia el colectivo LGTBII

        Es muy claro que las organizaciones machistas-masculinistas con sus consignas de adhesión a la dominación masculina quieren instalar la creencia de que los hombres también sufren violencia de género:

        Es frecuente la pregunta ¿Hay hombres que sufren violencia por parte de mujeres? La respuesta es Si. ¿Hay mujeres violentas? Si. ¿Y que tiene de raro o cuál es la noticia de que haya mujeres violentas? Ninguna. Reconocerlo es romper estereotipos macho-sexistas que nos dicen que una mujer debe ser “delicada, comprensiva, no violenta, no agresiva, sensible” y algunas idioteces más.

        Al pertenecer las mujeres al género humano tienen todos los atributos del llamado ser humano, por lo que mujeres, hombres y otras identidades pueden ejercer la misma intensidad de violencia, pero NO ejercer ni sufrir las mismas violencias.

        ¿Puede un hombre sufrir violencia obstétrica? No. ¿Puede un hombre sufrir violencia política por ser hombre? No. Y así con otras violencias. Pero siendo las mujeres pertenecientes al mismo género humano, hay un conjunto de variables que ellas no poseen por el solo hecho de ser mujeres.

        Lo que no tienen las mujeres en ninguna parte del mundo es un sistema socio-económico-cultural que privilegie la figura femenina por sobre la masculina. Ellas carecen de una estructura mundial desde la cual gerenciar todos los poderes y riquezas por propio derecho. Tampoco poseen el poder de imponer una visión femenina y organización del mundo, designar el lugar que deben ocupar los hombres, sentirse sus dueñas y contar con una organización del tiempo y espacio que privilegie sus intereses. Más aún, no pueden disponer del cuerpo de los hombres, violarlos masivamente, dictaminar cómo deben ir vestidos, las limitaciones que los machos tendrían en el espacio público femenino y tampoco poseen una justicia con “valores universales” que las beneficien. Por eso cuando una mujer ejerce violencia contra un hombre solo se usa la categoría que prescribe el código penal pues no hay contexto socio-económico-cultural que de apoyo y sostén a la violencia femenina.

        En nuestro mundo solo existen sociedades patriarcales con ejercicio de la dominación masculina en donde las mujeres están en una posición de subordinación respecto a los varones y, por lo tanto, desde el sistema simbólico patriarcal las violencias machistas simbólica, psicológica, física, económica, etc., ejercida contra ellas tienen aval social: eso es la violencia de género, eso es la violencia machista al servicio de disciplinar a las mujeres y mantenerlas en situación de subordinación.

        La narrativa que el sistema simbólico patriarcal y el pensamiento hegemónico androcéntrico han impuesto hasta el momento es establecer una analogía entre violencia de género (VG) y violencia de género extrema (VGE), siendo que ésta última es sólo un instrumento de la primera. Esa maniobra patriarcal oculta las otras violencias contra las mujeres y fundamentalmente hace muy difícil detectar los indicadores de la violencia simbólica que es el más eficaz de los instrumentos de la dominación masculina.

        Machos, mujeres y otras personas colonizadas por el machismo, ya es hora de que acepten lo que los feminismos hicieron evidente: desde su nacimiento las mujeres son las que sufren Violencia de Género y millones de ellas no llegan a la vejez por el solo hecho de ser mujeres.

        Responder
        • Martín Gutierrez 21 Diciembre, 2016, 11:22

          Repito, para mí la VIOLENCIA es una. Y tipificar 750 tipos distintos de violencia no hace más que alimentar la misma violencia y no resuelve absolutamente nada. Es cierto que hay una forma de violencia especifica desde el hombre hacia la mujer por el solo hecho de ser mujer y ser considerada débil o inferior (en realidad la descripción ocupa libros enteros) y que la sociedad por mucho tiempo hizo oídos sordos a este tipo de violencia en particular. Poco a poco esto está cambiando merced de la lucha de muchas personas que lograron que este tipo de violencia sea legalmente tipificada. Y falta mucho más para lograr una equidad real y equilibrar “la balanza”. Pero hay muchas veces que uno nota un revanchismo muy particular. Y concretamente no creo en absoluto que eso ayude a disminuir la violencia social en la que vivimos. Porque si uno mira bien, y objetivamente, el problema radical es que vivimos en una sociedad que puede catalogarse como VIOLENTA en muchos aspectos. A lo que voy con mi comentario, es que ciertas cosas y cierto abordaje de la información puede influir a generar más violencia, más choques y eso es innecesario. Los tiempos históricos, todos lo sabemos, no son precisamente rápidos, pero la historia se mueve y eso es evidente. Yo me opongo a todo tipo de violencia, por el simple hecho de que es hasta hipócrita repudiar un “tipo de violencia” mientras se aplaude otro. Leí por ahí (y me consternó) comentarios del tono de “Por fín una le puso los puntos a un tipo” y a eso me refiero. Y no creo que ese sea un simple caso aislado. Parece ser que para ciertas personas existe una especie de justificación de que una mujer agreda un hombre (yo desconozco particularmente por qué esta mujer agredió a ese hombre, o si “se lo merecía o no”) como un modo resarcitorio de Siglos de opresión machista, que indudablemente existió y nadie puede negarlo.
          Pero no creo que sea la forma, luchar para terminar con la violencia de género, alimentando (tácita o explícitamente) otro tipo de violencia.
          Dicho en criollo: Lo único que nos falta como sociedad es que terminemos en una lucha en la cual, en virtud de siglos de violencia, generemos más violencia para equilibrar la anterior.
          Creo que hemos evolucionado un poco. Creo que la lucha de tantas mujeres, y del colectivo general LGTBII, tenía por propósito terminar con esta violencia, no cambiarla de manos.
          Creo que hemos avanzado lo suficiente filosófica, intelectual y diría “sensatamente” como para no caer en una barbarie de justificar la violencia “por el solo hecho de ser hombre”. En ese caso, estaríamos hablando de violencia de género hacia un hombre.

          Responder
          • Andres Garcia 22 Enero, 2017, 04:31

            Para toda esta manga de ignorantes e idiotas mentales adoctrinados por el feminismo radical, como Enrique Stola, la ridículamente denominada “violencia de género” es <>, y eso lo dice el Estatuto de Roma, máxima autoridad en la materia. O sea, hay que investigar más antes de hablar o escribir cualquier pelotudez como loro berreta.

    • Martín Gutierrez 20 Diciembre, 2016, 15:06

      “…procesada por el delito de DAÑO – LESIONES Y RESISTENCIA A LA AUTORIDAD…” Si leés bien, en ningún lado habla de violencia de género. La nota está bien redactada, el título es “Mujer detenida por agredir a su ex pareja”.

      Responder
      • Elprimer título con que apareció la nota publicada en FB fue “Una mujer fue detenida por violencia de género” Me alegra que tenga otro título. La bajada está muy bien.

        Responder
  2. Maria Elena Bolonese 21 Diciembre, 2016, 07:15

    felicito al diario y a sus editores por haber revertido el titular y el contenido conceptual del episodio objeto de la nota, no todo está perdido!

    Responder
  3. Andres Garcia 22 Enero, 2017, 04:31

    Para toda esta manga de ignorantes e idiotas mentales adoctrinados por el feminismo radical, como Enrique Stola, la ridículamente denominada “violencia de género” es , y eso lo dice el Estatuto de Roma, máxima autoridad en la materia. O sea, hay que investigar más antes de hablar o escribir cualquier pelotudez como loro berreta.

    Responder

Responder

Su dirección de correo no será difundida.